Google+ Followers

domingo, 22 de diciembre de 2013

ZEN PARA PRINCIPIANTES: LOS MEJORES JARDINES JAPONESES FUERA DE JAPÓN

Japanese Garden Tea

Se acabó la moda de lo zen hasta en la sopa y la fiebre por las geishas, pero aún nos quedan los jardines japoneses como una especie de belleza suprema a la que se puede aspirar. Su sencillez, su armonía y su delicadeza extrema quedan bien en todos los sitios. Por eso, el hecho de que estos parques estén lejos del Sol Naciente no implica que sean un pastiche de plástico duro sino más bien un homenaje y un rinconcito de paz y exotismo entre los flashazos de los neones. Vamos que molan


JAPANESE GARDEN. PORTLAND
Japanese Garden PortlandEste jardín tiene el pequeño delito de hacer merchandising con todo lo que rodea a la cultura japonesa. This is USA, amigos. No obstante, dejando su tienda al lado, los cinco jardines diferentes que forman este complejo tienen un doble objetivo. El primero, el de darle a la gente de Oregón una razón más para dejar a un lado el asfalto y los gimnasios. El segundo, el de recrear de la manera más fidedigna los originales y, a su vez, dar una cuantas lecciones sobre lo que aparentemente es un laguito con una pagoda al lado.



Jardín Japonés de Butchart Gardens

JARDÍN JAPONÉS DE BUTCHART GARDENS. VANCOUVER
Los jardines de Burtchart son la alternativa de ocio más familiar y eco-lover (más quefriendly) de Vancouver. Entre los distintos ambientes que se recrean no podría faltar el proveniente de Japón, un jardín que se construyó en 1906 gracias a la tarea de un paisajista nipón: Isaburo Kishida. Una torre Torii marca la entrada y avanza que todo a continuación tiene un cierto carácter de show. Pero, al fin y al cabo, es el espectáculo de la naturaleza¿Quién se lo podría perder?


Anderson Gardens
JARDÍN JAPONÉS DE HASSELT. BÉLGICA
En esta localidad belga decidieron que el hermanamiento con la ciudad nipona de Itami se tenía que demostrar a lo grande. Por eso, decidieron construir el que es hoy en día el jardín japonés más extenso en Europa. Desde hace 20 años este curioso atractivo ha perforado la piel de los habitantes locales, que se han sumado a esta la fiebre amarilla contagiándose y celebrando la cultura japonesa en este rincón. Y por mucho que parezca descontextualizado, estos belgas no quedan absurdos tocando el gong.
ANDERSON GARDENS. ILLINOIS
A 140 kilómetros de Chicago, en la apacible ciudad de Illinois, está el que muchos consideran como el mejor jardín japonés de EE UU. ¿Por qué? Pues porque, aunque son una atracción turística, se preocupan al 100% de respetar todos los cánones de los originales, mostrando más que un jardín una verdadera obra de arte basada en la tradición japonesa. A efectos experienciales esto se traduce en menos estrés y en una delicadeza monacal expresada en cada piedra, en cada flor y en cada puente.

Jardín japonés de Buenos Aires
JARDÍN JAPONÉS DE BUENOS AIRES
Es uno de los rincones más verdes y bohemios de la ciudad porteñase extiende este rebuscado remanso de paz. Su construcción, que data de 1967, fue promovida por la Colectividad Japonesa de Buenos Aires para celebrar la visita del entonces príncipe heredero nipón. El parque es extenso, tira de topicazos y se ha hecho popular gracias a sus puentes de colores, su inmensa campana y sus senderos enrevesados donde, o se encuentra la paz, o se echa una tarde, que tampoco está mal.


Monte palace tropical Garden
MONTE PALACE TROPICAL GARDEN
¡Ojo! Que nadie se confunda. Por mucho que parezca una clásica atracción de cartón piedra para guiris desorientados, el Monte Palace Tropical Garden en Portugal tiene mucha más chicha de la que parece. En primer lugar, está situado al amparo de una de las casas más antiguas y lujosas de la isla. Y en segundo lugar, alardea de la pasión por el paisajismo de su dueño, José Berardo, y de su amor por la cultura oriental, a la que le dedica todo un jardín en su complejo.


Shofuso philadelphiaSHOFUSO. PHILADELPHIA
Este centro de la cultura japonesa de Phidadelphia es el jardín nipón más cultural (y viajero) de los que se hayan lejos de las islas. Tanto la casa como el ecosistema que la rodea fueron construidos en Japón pero con el fin de ser exhibidas, nada más y nada menos, que en el patio del MoMA de Nueva York. Cinco años más tarde, en 1958, se trasladó a su emplazamiento actual, donde se ha convertido en el mejor embajador de la cultura japonesa. Un honor que se reafirmó en 2007, cuando el artista Hiroshi Senju decidió donar 20 de sus murales para que colgaran de las paredes de este lugar. Por todo ello, shofuso es unaexcursión no solo detox, sino también cultureta.


Japanese garden Cowra JAPANESE GARDEN. COWRA
La historia de este jardín es de lo más trágica.En esta ciudad de Nueva Gales
del Sur se construyó una de las prisiones de guerra más grandes de la Segunda Guerra Mundial. Esta cárcel vio cómo se producía una de las mayores evasiones de la Historia, pese a que más de 200 soldados japoneses perecieron en el intento. No obstante, el respeto hacia las víctimas mostrado por los carceleros australianos (dieron sepultura respetuosa a todos ellos) hizo que, años después, el gobierno nipón cerrara una alianza con esta localidad. Esto se tradujo en un jardín que sigue el estilo del periodo Edo y que fue diseñado por el mejor paisajista japonés: Ken Nakajima


Japanese Tea Garden San FranciscoJAPANESE TEA GARDEN. SAN FRANCISCO
 Levantado sobre el espacio que albergó la Feria Mundial de 1894, este jardín público japonés es el más antiguo de EE UU. Más de un siglo después, la labor de Makoto Hamisigue atrayendo miradas y enamorados en el que es el espacio verde más popular de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. El toque hipster-tradicional aparece en forma de una ceremonia del té con mucha demanda mientras que el punto anecdótico lo ponen lasgalletitas de la suerte que se reparten aquí y que son las herederas de las primeras que se introdujeron en el país.

1 comentario:

  1. Cada jardín de Japón es aun mas bello Visitar dicho país es una verdadero placer sus costumbres y leyendas milenarias te van llevando a lugares mágicos donde encuentras felicidad Venga hacer un pequeño esfuerzo y visitar Japón y su Duende...

    ResponderEliminar