Google+ Followers

martes, 24 de marzo de 2015

Druidas en el Trono de San Pedro

  • San Silvestre
Silvestre I (en latínSilvester), papa nº 33 de la Iglesia católica entre el 31 de enero de 314 y el 31 de diciembre de 335.
Silvestre nació hacia el año 270, en Roma, y su padre se llamó Rufino. Sucedió como obispo de Roma a San Melquíades el 31 de enero de 314, un año después de que promulgase el Edicto de Milán, por el que los cristianos podían reunirse libremente y predicar su religión. Su pontificado se caracterizó por la intervención en el gobierno de la Iglesia del EmperadorConstantino I el Grande.
El evento más importante de su reinado fue el Concilio de Nicea I en el 325. Este concilio condenó las enseñanzas de Arrio y redactó el Credo Niceno, que recogía en lo fundamental las creencias del cristianismo de la época. Silvestre, aunque invitado, no asistió personalmente al concilio pero fue representado por dos delegados que fueron tratados con gran honor y respeto.
El papa Silvestre I fue el primero en ceñir la tiara, o triple corona pontificia. Algunos historiadores le atribuyen la institución oficial del domingo como Día del Señor, para recordar la Resurrección.
También se le considera el inspirador de la Corona de Hierro, cuyo aro interior fue realizado con un clavo de la Vera Cruz.
El antiguo palacio de Letrán y la basílica adjunta le fueron cedidas por Constantino y, desde entonces, se la considera la Catedral de Roma.
Con la ayuda del emperador, además de la de Letrán, San Silvestre hizo edificar en Roma varias basílicas, entre ellas la de San Pablo en la vía Ostiense, y la de la Santa Cruz de Jerusalén. Dictó además reglamentos para la ordenación de los clérigos y para la administración de los santos sacramentos, y organizó la ayuda que debía darse a los sacerdotes y a los fieles necesitados. De vida ascética, pudo atender a las obras de beneficencia y en todo momento supo mantener en alto la ortodoxia de la doctrina frente a las incipientes herejías.
Su obispado fue muy tranquilo. Es conocido por ser el primer papa que no murió mártir, el 31 de diciembre de 335. Su cuerpo fue enterrado en la vía Salaria, en el cementerio de Priscila, a unos cuatro kilómetros de Roma, donde más tarde se levantó un iglesia a él consagrada.
Su fiesta se celebra el último día del año.

  • San Silvestre II
Silvestre II (de nombre Gerberto de Aurillac) (* Auvernia Francia, ha.945 – †Roma12 de mayo de 1003), Papa nº 139 de la Iglesia católica de999 a 1003.
Silvester II.JPGEl que se convertirá en el primer papa francés de la historia, nació en la región occitana de Auvernia e ingresó, alrededor de 963, en el monasterio de Saint-Géraud de Aurillac donde estudio gramática, retórica y dialéctica, las tres disciplinas del Trivium; hasta que en el año 967, viajó a la corte del conde de Barcelona, Borrell II, donde permaneció tres años en elmonasterio de Santa María de Ripoll, en Gerona y, posiblemente, viajóa Córdoba y Sevilla. Esta estancia en la península Ibérica le permitió entrar en contacto con la ciencia árabe e iniciarse en el estudio de las matemáticas y la astronomía.

En el año 969 viajó a Roma acompañando, en una peregrinación, a su protector el conde Borrell II, lo que le permitió conocer al entonces papaJuan XIII y al emperador Otón I, quien le nombró tutor de su hijo, el futuroOtón II.
Algunos años más tarde, el arzobispo de ReimsAdalberón, lo llamó para su colegio episcopal, donde enseñó e hizo enseñar muchas disciplinas, tanto religiosas como profanas. Se distinguió especialmente por su erudición en el terreno científico, en particular en el conocimiento del Quadrivium, conjunto de disciplinas que incluía laaritmética, la geometría, la astronomía y la música. En esta época, además inventó y construyó todo tipo de objetos destinados al aprendizaje y a la investigación, como ábacos, un globo terrestre, un órgano y relojes, lo que hizo que se despertaran sospechas de brujo y nigromante hacia él.
En 983, el emperador Otón II le nombra abad del monasterio benedictino de Bobbio(Italia), cargo que desempeñó durante un corto espacio de tiempo ya que no tardó en regresar a Reims donde actuó como consejero del arzobispo Adalberón y favoreció el nombramiento de Hugo Capeto como rey de Francia.
En 988 fallece Adalberón y, para sucederle en la sede arzobispal, Hugo Capeto nombra a Arnulfo. El nuevo arzobispo de Reims traiciona a Hugo aliándose con Carlosque había sido aspirante al trono francés.
Hugo reacciona convocando, en 991, un concilio en Saint-Basles-les-Reims donde destituye como arzobispo a Arnulfo y nombra a Gerberto como arzobispo de Reims. Este nombramiento supone un enfretamiento con Roma que no reconoce que Hugo tenga capacidad para nombrar obispos al considerar dicha potestad exclusiva del Papa.
Juan XV intentó declarar nulo el nombramiento de Gerberto como arzobispo y para ello convocó concilios en Chelles,Aquisgrán y Roma que, sin embargo, confirmaron a Gerberto como arzobispo, hasta que en un nuevo concilio celebrado en996 logró su propósito y se restituyó a Arnulfo en el arzobispado de Reims.
Gerberto renunció a su dignidad y se retiró a la corte del emperador Otón III hasta que en 998 fue nombrado arzobispo de Rávena.
ras la muerte de Gregorio V, el 18 de febrero de 999, Gerberto de Aurillac, fue nombrado papa y consagrado el 2 de abrilcon el nombre de Silvestre II como homenaje a Silvestre I, que fue papa en tiempos del emperador Constantino I que permitió la práctica del cristianismo en el Imperio romano.
En el año 1001 tuvo que hacer frente a uno de los levantamientos populares que periódicamente se daba en Roma, y que le obligó, junto con Otón III, que había fijado su residencia en dicha ciudad, a huir a Rávena. En tres ocasiones intentó el emperador restaurar el orden en Roma, fracasando en las dos primeras y muriendo, el 24 de enero de 1002, en el curso de la tercera. A Silvestre II, la nobleza romana, le permitió regresar a Roma donde 
falleció el 12 de mayo de 1003
Era hombre de gran erudición; se lo conoció como la luz de la Iglesia y la esperanza de su siglo y durante su pontificado, otorgó el título de rey a los soberanos cristianos de Hungría, coronando a Esteban I, y de Polonia.
Gerberto de Aurillac alcazó gran renombre como teólogo y filósofo, destacando obras como Sobre lo racional y sobre el uso de la razón y Sobre el cuerpo y la sangre de Cristo; pero es en su faceta de matemático en la que más destacó. Así introdujo en Francia el sistema decimal islámico y el uso del cero.
Utilizó su cargo de papa para hacer que se utilizara el sistema decimal por parte de los clérigos occidentales, lo que facilitó enormemente el cálculo, ya que, por ejemplo, hacia el año mil, la práctica de la división, sin usar el cero, requería unos conocimientos que sólo poseían los eruditos.
Inventó un tipo determinado de ábaco: el ábaco de Gerberto. El ábaco constaba de 27 compartimentos de metal, en el cual se depositaban 9 fichas con los números arábigos grabados. La primera columna del extremo derecho, contenía las unidades; la segunda, a su izquierda, las decenas; y así sucesivamente. Este ingenioso ábaco permitía multiplicar y dividir rápidamente. El desplazamiento de estas fichas por los 27 compartimientos indicaba finalmente el resultado de multiplicaciones y divisiones. Así era posible efectuar rápidamente un gran número de operaciones matemáticas. Marcó las pautas para que, luego, otros estudiosos perfeccionaran el sistema con la introducción del número cero, que finalmente, él no llegó a aplicar. El invento era, en realidad, un antecedente de las modernas calculadoras de nuestros días. También se le atribuye la introducción del péndulo y la invención de un reloj de ruedas dentadas.
También fabricó una nueva versión del monocordio, un instrumento musical consistente en una caja de resonancia sobre la cual se tensaba una cuerda de longitud variable con la que se medían las vibraciones sonoras y los intervalos musicales. Estos cálculos le permitieron clasificar las distancias entre las diferentes notas en lo que luego se ha llamado, tonos ysemitonos.
Silvestre II, además, fue el precursor de una especie de sistema taquigráfico, un lenguaje secreto o en clave, inspirado en una escritura abreviada que recuperó de los antiguos sabios romanos. Se le conocía como apuntes tironjanos, y había sido creada por Tirón, un compañero de Cicerón, pero había caído en desuso hasta que Silvestre II la redescubrió, se dio por enterado de su importancia, re-adaptándola. Se trataba de un alfabeto compuesto de símbolos y signos que ahorraba tiempo y tenía la ventaja de ser incomprensible para los profanos en la materia. Era una especie de criptografía.
Al misterioso Papa del Año 1000, se le atribuye una serie de inventos: astrolabios, relojes de agua, ábacos, entre otros. Se le acusó de tener un pacto con el diablo y de inspirarse en obras de autores herejes. Se sostiene que este sabio medieval, era unesotérico que buscó en conocimientos arcanos como la cábala, el sufismo, laastrología, etc.
Otra leyenda que se forma en torno a Silvestre II es la de que ejerció el pontificado rompiendo una de las características más propias de los clérigos que es la del celibato. Se dice que Silvestre II hizo un pacto con Satanás, quien a su vez le puso como guardiana a un súcubo o demonio femenino, esta demonio se enamoró tan profundamente de sus conocimientos que renunció a la inmortalidad y se hizo mujer y vivió en concubinato con el pontífice. La leyenda dice que una vez que murieron los dos fueron enterrados en la misma tumba en la catedral de San Juan de Letrán y que de su tumba emana un fluido con poderes afrodísiacos.
Cautivaba a la aristocracia y a los sabios de su época con tantos conocimientos y talento, lo que le generó odio y envidia de todo tipo. La vida de Silvestre II está envuelta en un halo de misterio. Se sostiene, como parte de la leyenda en torno a él, que en el mismo instante en que él venía al mundo, un gallo cantó tres veces a miles de kilómetros de allí, en un valle de Jordania, y su sonido se escuchó incluso en Roma.
Un hecho parece haber marcado su infancia. Se dice que cerca de Aurillac, vivía un ermitaño, que había sido un antiguo clérigo. Éste era temido por todos, y se hacía llamar Andrade. Habitaba en una cueva y se autoproclamaba descendiente de los druidas que allí celebraron rituales y sacrificios a sus divinidades. El pequeño Gerbert, impulsado por la curiosidad, venció su miedo y fue a visitarle. El anciano, se dice, que le predijo un futuro magnífíco y, en contra de la voluntad de su padre, el pequeño Gerbert empezó a frecuentar la madriguera de Andrade. Según reza la leyenda, fue allí donde recibió sus conocimientos de magia celta.
Cuando Gerbert tenía 12 años, la abadía cercana a su pueblo se transformó en una escuela para los niños. Un día, unos monjes que iban por el bosque, lo vieron cuando estaba tallando en una rama, un tubo para observar las estrellas (?). Estos, monjes, quedaron impresionados por la inteligencia de aquel niño, y le recogieron para que estudiara en la abadía. A partir de ese momento, su destino comenzó a configurarse en el personaje que habría de ser.
Según cuenta el historiador Antoni Pladevall, los recelos ocasionados por la postura de Gerbert en temas políticos explican, en parte, el origen de una leyenda negra que ha perdurado hasta hoy y que comenzó a construirse muy pronto, como atestigua Bennó d'Osnabrue (muerto en 1098), quien, para desprestigiar al papa Gregorio VII, sucesor de Silvestre II, le acusó de haberse formado entre los discípulos de éste, a los cuales atribuye maleficios y pactos con Satán.
Entre esta mezcla de fábulas y hechos reales, se destaca una leyenda, según la cual su tumba, en la Iglesia de San Juan de Letrán, destila agua, y ese fluir, junto al ruido de huesos, que algunas veces se dice que se oye en su sepulcro, anuncia la muerte de un papa.
Estas historias eran normales en el siglo XV, tanto, que el Liber Pontificalis, redactado en aquella época, se hizo eco de alguna de las mismas.
Sin embargo, en el Renacimiento se fue más condescendiente con la figura de Silvestre II. Se reivindicó su memoria y, por ejemplo, el cardenal e historiador Caesar Baronius escribió que aquel papa, por quien no demostró jamás demasiada simpatía, fue un sabio que se adelantó a su tiempo y por ello fue objeto de calumnias y difamaciones.
Luego, algunos historiadores románticos del siglo XIX presentaron el cambio de milenio, que coincidió con su papado, como un tiempo de oscurantismo, de guerras, de epidemias y de terror. Insistieron en sus contactos con el mundo árabe, ya que se presume que durante sus estudios de matemáticas en Barcelona bajo la protección del conde Borrell, mantuvo contacto con sabios musulmanes que le iniciaron en los conocimientos mágicos y místicos, y en sus pactos con el diablo. Con ello se vinculaba al sabio con el terror que supuso el año 1000. En este punto incidirá Víctor Hugo en su obra La Légende des Siécles (1859).
Por otra parte, según el cronista Guillermo de Malmesbury (fallecido en 1141), Silvestre II alcanzó fama y prestigio y llegó hasta el trono de San Pedro gracias a su pacto con el diablo. Sin embargo, sostiene, en el momento de su muerte sintió remordimientos y mandó que su cadáver fuera cortado en trozos y que no fuera enterrado en un lugar sagrado.
En su estancia en Córdoba, con 23 años y siendo todavía monje, se dice que Gerbert estuvo rodeado de un círculo de amigos intelectuales, sabios de su tiempo, como Guérin, el abad de Saint-Mehel-de-Caxa (un reputado matemático), y deLupito de Barcelona (Mohamed Ibn Umail), pariente y discípulo del astrónomo judío Abdallah Mohammed Ben Lupi, que vivía en Córdoba. Lupito era cristiano, pero profesaba doctrinas ortodoxas.
Todas estas especulaciones forman una leyenda en torno a esta figura sobresaliente. En cambio, una de las anécdotas que tuvo gran difusión en la época, fue la de las cabezas parlantes que Gerbert habría construido, una de las cuales, respondía a las consultas que se le hacían. Según este autor, había sido fabricada con oro puro, y en Roma se decía que Silvestre había descubierto un tesoro enterrado en el Campo de Marte -cerca del Vaticano- y que fundió el metal de una estatua para hacerse construir la cabeza diabólica que le vaticinaría el futuro de su pontificado. Hay quien relaciona la creación de dicha cabeza parlante, con Lupito de Barcelona.
Gerbert había sido su primer alumno cristiano francés, y probablemente, habría sido Lupito quien le transmitiera los grandes conocimientos -algunos considerados como sacrílegos- y quien le recomendó lecturas como El libro Secreto de la Creación y técnica de la Naturaleza atribuido al filósofo Apolonio de Tiana y La Tabla Esmeralda atribuida a Hermes Trismegisto.
En el palacio del califato, accedió a su biblioteca —una de las más grandes del mundo antiguo— donde se cree que se mantenían más de 600.000 volúmenes, pues el califa Abd el-Rahman y sus hijos nunca dejaron de adquirir y copiar obras en BagdadEl Cairo y Alejandría. En Córdoba conoció a sabios cristianos de NavarraCastillaLeón y Barcelona que iban para aprender con los profesores árabes. Tuvo acceso a las obras de los filósofos maniqueos. Absorbió, igualmente, las ideas de la gnosis de los neoplatónicos, que permitían al hombre explicar el orden y el caos.
Lupito fue quien despertó en Gerbert la curiosidad por el Camino de Santiago. Éste sostenía que el Camino permitía a algunos hombres adquirir un misterioso poder. Lupito también le habló de la Cábala judía, que, según él, había sido transmitida a Adán por el arcángel Raziel y permitía leer en los símbolos la «verdad trascendente».
Entre los discípulos más aventajados de Silvestre II, se encontraba Richer de Saint-Rèmy, que sería su amigo y su mejor biógrafo, y quien intentó llevar a la práctica sus enseñanzas. Entre ambos construyeron esferas, astrolabios, planetarios, instrumentos musicales, e incluso relojes hidráulicos, parecidos a los que el Papa había visto en Córdoba y que cada hora dejaban caer una esfera de metal.
Quizá uno de los puntos más sacrílegos que se le atribuyen a Gerbert, fue la lectura de El Corán en árabe o de las obras de Rhazes, un famoso alquimista.
Astrología, matemáticas, música, filosofía, alquimia; Trivium y Quadrivium, hicieron de este personaje, una figura mítica y célebre en todo el mundo conocido de entonces.
Entre el mito y la leyenda, entre la espiritualidad y el esoterismo, la figura del Papa del Año 1000, sigue intrigando hoy día.
== Obras
Sobre lo racional y sobre el uso de la razón.
Sobre el cuerpo y la sangre de Cristo.
adorado sea el santisimo sacramento

Sepulcro de Silvestre II en la iglesia de San Juan de Letrán, la más antigua del mundoLas figuras de los papas San Silvestre I y San Silvestre II estan rodeadas de un halo de misterio que los vincula con el esoterismo

Aquellos que hayan visitado Paris en los ultimos años, sabran sin duda  que los topicos itinerarios  turisticos  de la Ciudad de Sena  se han ampliado con escenarios esotericos  incluidos en la celebre novela El Codigo Da Vinci significadamente la catedral de Notre Dame. Otro de los vestuscos enclaves de la cristiandad que ha estado siempre rodeado de una similar aura misteriosa, es la basilica  de San Juan de Letran en Roma, la Iglesia mas antigüa del mundo  que fue el centro neuralgico  de los sucesores de San Pedro  hasta el translado de la Santa Sede al Vaticano en el Siglo XIV yace una imponente tumba del Ponticife  Silvestre II tambien conocido  como el Papa Mago o el Papa Druida.
Este fascinante personaje es uno-el segundo- de los dos primeros papas que ostentaron  el nombre de San Silvestre ambos vinculados por la tradicion  a un dominio de magia. El primero San Silvestre  da nombre al Santonal  de la noche de Fin de Año. Una de las dos noches  del año con la de San Juan en Junio , en la que los poderes sobrenaturales  abren sus puertas. San Silvestre murio el 31 de Diciembre de 335 y desde entonces esa fecha  se convirtio en su homenaje.
Todavia hoy se lleva a cabo celebraciones en su nombre en todo el norte de España, sobre todo en Galicia, donde se considera una noche meiga, en muchos paises latinoamericanos y en especialmente en Alemania es conocida con el nombre de el santo.
San Silvestre ostento el papado en el siglo IV; en una epoca bastante relevante dentro de la historia del critianismo ya que fue la que vio el fin de las persecuciones a los fieles de Cristo. Se dice que San Silvestre quien bautizo al emperador  romano Constantino, abanderado con la expansion de la doctrina Cristiana en todo el mundo occidental.
El Segundo mas enigmatico Silvestre II llamado Papa Mago o Papa Druida porque se le atribuía haber sido formado por los ultimos sumos sacerdotes celtas, avisa desde su tumba  de San Juan de Letran de la proxima muerte de un pontifice. Es el unico Pontifice  junto con Juan Pablo II que lidero la Iglesia a caballo de dos milenios. Gerberto de Aurillac, que así se llamaba  Silvestre II, fue el primer Pontifice frances  y ocupo el Sillon de San Pedro en el año 999, en plena efervestencia del terror milenarista que predecia el fin del mundo.
Silvestre II era un hombre de inusales pasiones cientificas que habia aprendido olvidados saberes de la antigüedad clasica en las tolerantes cortes  de los Califatos de Cordoba y Sevilla. Fue alli con los arabes con los que llego a convertirse en un experto astronomo y matematico, algo que en la Europa Cristiana de aquellos años no solo era atipico sino  mal visto. Fue el Tutor  del hijo del emperador Alemania y ademas introdujo en Francia el sistema decimal y el cero.
Contruyó uno de los primeros globos terrrestres y se le atribuyen unas cabezas parlantes que respondían a lo que se les preguntaba e incluso predecian el futuro, por lo que pronto empezaron a correr rumores de que practicaba Brujería.
Se decia que mientras el nacia en Francia a miles de Kilometros  un gallo canto tres veces y se escucho hasta en Roma. Tambien se contaba que de niño habia vivido en una cueba con un terrible hermitaño de quien habia heredado los poderes magicos de los druidas celtas. Y cuando tenia 12 años unos monjes lo vieron talando una rama  para hacerse unn tubo con el que observar las estrellas y se lo llevaron a estudiar a la abadía. Todo esto le granjearía a la abierta enemistad de un sector de la Iglesia que llego a acusarlo de pactos con el demonio. En los antiguos codices guardados en catedrales y museos se pueden encontrarse grabados en el que representaba a San Silvestre II en compañía deSatanás.
La tumba de San Silvestre II en San Juan de Letran es segun algunos expertos en sociedades segretas un enclave en el que se celebran discretos ritos esotéricos. La leyenda dice que esta solo en el sarcofago de marmol. Se da cuenta que yace con una mujer con la que vivio amancebado, conertida para sus detractores en un demonio femenino, un súcubo que el Diablo le habia impuesto  como vigilante. Publicaciones especialiazadas  en el hermético  universo vaticano llegaron a sugerir que existen pasadizos subterraneos desconocidos en el antiguo  templo en los que se reunian  desde tiempos inmemoriables miembros de las socidades secretas para la celebración de ceremonias relacionadas con el culto al solsticio de invierno, una  de las referencias mágicas claves del misticismo druídico.
El misterio que simple ha rodeado a su tumba saltó a un primer plano de interés en los ultimos años de Juan Pablo II, con quien comparte el privilegio unico de haber sido Papa en dos milenios, cuando el experto vaticanista Jose Manuel Vidal desveló  en su libro Habemus papam que un sacerdote coruñés destinado en la Secretaría  de Estado de el Vaticano, Ignacio Souto, tenia la oculta mision de detectar la señal de la muerte del papa polaco en el sepulcro  del Papa Mago.
Souto acostumbrada a llegar hacia la mediodía a la monumental basilica romana que acogio cinco concilios ecuménicos  y fue residencia papal hasta el año 1304, y que se dirige a un cencillo sepulcro de marmol blanco en el que figura la inscripcion latina Silvester  do MCMIX, Confundo con otros visitantes, el sacerdote con aspecto de ser un turista mas se acerca a la tumba en medio del barullo y el Papa el marmol cuidadosamente con las yemas de los dedos.Repite la operacion  meticulosamente esta vez con un pañuelo. A continuación  se agacha discretamente y pega la oreja al sepulcro. Lo que Ignacio Souto  perseguía entonces  en la tumba del Papa Silvestre II  por orden del cardenal  Sodano  segun Jose Manuel Vidal es algo que muchos consideran simples patrañas  y cuentos curiales  pero  que¨ciertos altos cargos del Vaticano, entre ellos el entonces el secretario  del Estado Sodano  saben por experiencia que nunca ha fallado¨.
La tumba de Silvestre II exuda segun la tradicion cuando se avecina la muerte de el Papa reinante. El sepulcro desprende  una especie de sudor acuoso y los huesos que hay en su interior y se remueven provocando un ruido muy especial. ¨Sodano era  todavía un joven diplomatico dispuesto a hacer carrera, como Ignacio Souto, cuando toco con sus propias manos la tumba de Silvestre sudada. A pocos dias  moría Pablo VI. La muerte de Juan Pablo I le acogio despevenido, pero uno de sus colaboradores le aseguro que la tumba tambien habia sudado que los huesos se habian movido de una manera exagerada y que incluso algun sacristan de la catedral  confeso oir tristes lamentos ahogados por el dolor precedentes          del inteior de la tumba¨ afirma  Jose Manuel Lopez Vidal,periodista, escritor y licenciado en la Teoría por la UNiversidad Pontifica de Salamanca, buen conocedor de la Iglesia  que lleva 25 años ocupandose de temas eclesiasticos . ¨Para alguien ajeno a los entresijos del Vaticano puede parecer absurdo que se de credito a algo semejant, y si se le pregunta a la Curia, lo negaran, pero este tipo de cosas profeticas tienen mucho peso en Roma  porque forman parte de su tradición.
Desde siglos atras, la tumba de Silvestre ha avisado de la muerte del Papa reinante y parece que hasta ahora su vaticinio siempre ha cumplido aunque la Iglesia nunca lo admitira oficialmente ¨, asegura Vidal.
Enigmas
Los enigmas que rodean a la enigmatica figura de Silvestre II volvieron a ponerse en la actualidad con la publicación en 2008 del thriller historico  El Papa Mago, del escritor  Miguel Ruiz Montáñez. ¨Todavia ese ritual se mantiene  y los ovispos acuden a su tumba para ver que vaticina el Papa Mago ¨asegura el autor .¨Silvestre II  fue testigo y participe del cambion de milenio una epoca oscura  y terrible que marco  a un hombre con fama de sabio nigromante¨, relata tambien el autor de la Tumba de Colón.
Matemático, investigador, teólogo  y filosofo de Silvestre II ¨incluso se llego a decir que habia llegado al trono de San Pedro gracias a un pacto con el diablo¨. En vida la fama de ese Papa  llego a ser tan turbia que cuando murio  él mismo dejo escrito que ¨su cadaver fuera cortado en trozos y que no fuera enterrado en lugar sagrado¨deseo que no se cumplió.
Asi pues ambos ponticifes llamados  Silvestre - un nombre  con poco pedigrí en la lista papal ya que solo hubo otros dos y fueron antipapas- se les asocia con los rituales esotericos.


Fuente 
Wikipedia
Faro de Vigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario