Google+ Followers

miércoles, 11 de febrero de 2015

Los comandos del amor: la salvación para romances prohibidos en la India


Decia Jorge Luis Borges que uno esta enamorado cuando se da cuenta de que la otra persona es unica. Aunque eso en muchas regiones de la India, es algo imposible. La dote del estatus social y la casta se convierten en barreras insalvables y el asesinato de los amantes acaba siendo la unica forma de recuperar la honra familiar. Desde el año 2010, los comandos de amor protegen a estos enamorados.




Rajbir y Madhuri
Rajveer y Madhuri."Me enamore de ella a primera vista. Sus ojos me hipnotizaron y no pude volver a olvidarla", cuenta Rajbir de 23 años. Por aquel entonces  Madhuri y su familia acababa de mudarse a la casa de enfrente de Rajbir. Iban a la misma escuela, frecuentaba las mismas amistades.... Y se enamoraron. Hace dos años, se lo anunciaron a sus respectivas familias, a sabiendas de que les esperaba un frio "no" (él era terrateniente y ella comerciante)", explicaRajbir. La familia de ella la translado a una aldea para casarla y Madhuri recurrio a los comandos del amor. "Hicieron un plan y nos fugamos". El año pasado, cuatro hombres se llevaron a Rajbir  y le dieron una paliza que casi lo mata. Pero la fuerza del amor le ayudo a ser fuerte. Hoy viven escondidos, pero juntos.


Sanjay Kateria  y Thaur
Se enamoraron locamente de una casta más alta que la suya Aarti Kashyap. Era socialmente inaceptable como otas miles de pareja indias tuvieron que fugarse ellos tambien tuvieron que recurrir a los comandos del amor porque la familia de Aarti amenazó con matarlo. Finalmente decidieron venderme antes de soportar la vergüenza. Mi comprador trato de violarme y huimos juntos". Llevan casados mas de dos años y siempre que pueden pasean porel Taj Mahal, donde se citaron por primera vez "Aquel día fue el mas importante de mi vida", asegura Sanjay 
Bittu y Sangeeta
Estan viviendo en una casa sin terminar de la frontera de la región de Punjab y les cuesta sonreir. Pero por lo menos Bittu y Sangeeta han sonseguido estar juntos, a pesar de haber sido repudiados por sus familias. Los comandos del amor que actualmente tienen 68 parejas en sus 11 refugios secretos de Nueva Delhi, siguen visitando regularmente a este matrimonio, padres de tres hijos y que huyeron de los suyos porque se querían. Bittu ha encontrado trabajo para unos terratenientes que les proporcionan refugio, comida y un buen sueldo y se ocupan de la educación de sus hijos. "Curiosamente, en la aldea tienen una actitud mas abierta, parecen saber mas de la vida que en las grandes ciudades" Puntualiza ella.


Siddharth y Shubhangi
Siddharth estudia derecho en la universidad y Shubhangi, Arquitectura. Ambos provienen de familias pudientes, pero de diferentes castas. Luchan por sus derechos, conscientes de que la ley les ampara y en contra de los perjuicios familiares, aunque ello les haya supuesto no verlos nunca más. Había que elegir entre él amor de la familia o de su pareja. Y resolvieron iniciar una vida juntos. "Nunca obtendré la bendición de mi clan pero estar con mi amor es mas importante.afirma Siddharth. El dia de su boda clandestina los comandos del amor decideron actuar.
Se rumoreaba que sus familias podrían impedirlo e hicieron guardia para que estuvieran a salvo el dia mas importante de sus vidas. El plan era mantenerlos un tiempo alejados de su entorno a la espera que que las aguas se calmasen. Y lo lograron. Siddharth y Shubhangi han vuelto a sonreir. Por fin estan juntos.

Akash y Mahek 
"¡Regresa conmigo o te mataré! Si os veo a los dos donde sea, no preguntaré nada, simplemente os mataré", relata Akash, pseudónimo elegido por él, como hicieron los otros fugitivos entrevistados, al citar las amenazas de su suegro a él y a su compañera, Chabi.
Akash y Chabi se conocieron hace tres años en una boda en Benarés (en el norte de la India) y tras charlar durante un par de horas, se intercambiaron los teléfonos y regresaron a sus lugares de origen: ella a Calcuta (este) y él a Bombay (oeste).
Después, la relación continuó vía telefónica y pasado un tiempo se dieron cuenta de que se habían enamorado y que querían casarse, por lo que pidieron permiso a sus familias, pero estas, al descubrir que pertenecían a castas diferentes, se opusieron.
"Así que, para poder estar juntos, huimos", recuerda Akash (de 28 años) sentado en una cama junto a Chabi (de 23) en una habitación fría y húmeda situada en la azotea de una humilde vivienda en Nueva Delhi, en cuyas paredes azules alguien pintó con tiza un corazón.
Empezó para ellos una nueva vida en la clandestinidad, sin ningún tipo de comunicación con el exterior, temerosos de sus progenitores y de la Policía, que los buscan porque el padre de ella denunció a Akash por secuestro, lo que hace sonreír a la joven al oírlo.
"Con los 'Comandos del Amor' nos sentimos seguros. Si salimos nos podrían encontrar y no sé qué sería de nosotros. Así que nos sentamos aquí dejando que transcurran los días", dice resignado Akash, tras casi tres meses recluidos.
Fuente:Pronto
Internet



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario