Google+ Followers

lunes, 30 de septiembre de 2013

La homosexualidad es “más mortal que todos los desastres naturales juntos” para el presidente de Gambia

El presidente del pequeño país africano de Gambia, Yahya Jammeh, vuelve a la carga contra gays y lesbianas. Jammeh, que posee un amplio historial de feroces diatribas contra la población LGTB, utilizó su intervención en la 68ª Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado viernes para pronunciar un virulento discurso de clara incitación al odio homófobo. El mandatario gambiano comparó la homosexualidad con los “pecados” de la codicia y el ansia de poder, las tres “mayores amenazas para la existencia humana” según él. Para Jammeh, las relaciones entre personas del mismo sexo son “más mortales que todos los desastres naturales juntos”. “Aquellos que promueven la homosexualidad quieren acabar con la existencia humana”, declaró el presidente. “Se está convirtiendo en una epidemia y nosotros los musulmanes y los africanos lucharemos para acabar con este comportamiento”. “La homosexualidad en todas sus formas y manifestaciones, a pesar de ser muy perversa, antihumana y anti-Alá, está siendo promovida como un derecho humano por algunos poderes”, añadió. Las homófobas opiniones de Jammeh se produjeron solo un día después de la reunión sobre violencia y discriminación contra las personas LGTB, celebrada en la sede de la ONU al margen de la 68ª Asamblea General. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navanethem “Navi” Pillay, afirmó que su oficina recibe diariamente “informes de actos de violencia, intimidación, acoso policial y tratamientos de discriminación generalizados hacia esa población alrededor del mundo”. “Aquellos que defienden los derechos de las minorías sexuales se ponen en riesgo de persecución, ataques, y en algunos países, sanciones legales”, añadió Pillay. En el encuentro participaron, entre otros, el secretario de Estado norteamericano John Kerry y los ministros de Exteriores de Argentina y Brasil. Kerry lamentó que “en demasiados sitios del mundo, las personas LGTB son todavía castigadas simplemente por ejercer sus derechos y libertades fundamentales”. En cuanto a Yahya Jammeh, las del viernes pasado no son, por desgracia, sus primeras declaraciones en este sentido. En 2008 amenazó con decapitar a todos los homosexuales que no abandonaran el país, y en 2009 hacía un llamamiento al Ejército para detectar conductas homosexuales en su seno, que entonces también calificó de “diabólicas”. En febrero de 2012, Jammeh insistía en que los derechos de las personas homosexuales no pueden considerarse derechos humanos; y en abril de este año, amenazó a los homosexuales que visiten su país con “arrepentirse de haber nacido”. Gambia, país mayoritariamente musulmán situado en la vecindad de Senegal, castiga las relaciones homosexuales con hasta 14 años de prisión. A diferencia de lo que ocurre en otros países, el castigo es en este caso común a hombres y mujeres: en el año 2005 el país “actualizó” su Código Penal para incluir también a las lesbianas. http://www.dosmanzanas.com/2013/09/la-homosexualidad-es-mas-mortal-que-todos-los-desastres-naturales-juntos-para-el-presidente-de-gambia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario