Google+ Followers

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Setas que saltan a la vista

Un vecino de Bon encuentra al lado de los montes de Aldán y Beluso un poliporo azufrado de unos quince kilos de pesoEl domingo era un vecino de Meira el que hallaba una enorme seta en el monte de A Fraga, un ejemplar de más de diez kilos de peso y que provocó un auténtico revuelo en la zona. Ayer se localizó otro ejemplar similar en otro punto de la comarca, en los montes de las parroquias de Beluso y Aldán. A pesar de que a priori pueda resultar curioso, los expertos apuntan que en estos momentos es una de las más comunes en Galicia después de un verano tan seco. Y es que se trata de una especie tipo parásito que absorbe el agua de los arboles bajo los que crece. Manuel Fariña salió en la mañana de ayer a caminar como suele hacer habitualmente, desde Bon hasta la zona de Aldán. Durante ese paseo se topó con una seta un tanto especial, sobre todo por su tamaño y peso. Él es aficionado a la micología y poco después regresó a la zona, esta vez con cuchillo y en coche para recogerla. "Pesa tanto que non quería traela conmigo andando", contaba poco después en su establecimiento, el bar Fariña de Bon. El hongo está allí expuesto y es la gran atracción de todos los clientes y vecinos que se acercaban curiosos a verla. La seta en cuestión es un poliporo azufrado, cuyo nombre científico es Laetiporus sulphereus, tal como explica desde Bueu el presidente de la Asociación Micolóxica Liboreiro, Santy Corral. Se trata de una especie que suele como actuar como parásito ya que habitualmente crece al lado de frondosas, pinos o de eucaliptos, como en este caso. Absorbe el agua de sus raíces y por eso puede llegar a crecer tanto. Los expertos señalan que después de un verano tan seco como el de este año resulta frecuente verlas en los montes gallegos. La que recogió ayer Manuel Fariña se puede ver en su bar y su peso se acerca a los quince kilos. "Normalmente vou todos os anos ao monte cando é a época para recoller boletus ou níscalos para cociñalos e facemos unhas cazueliñas, pero esta mellor non cociñala. Debe ser moi indixesta", explicaba ayer con una sonrisa. Al parecer esta especie sí que es comestible, pero siempre cocinada ya que en crudo puede resultar tóxica. No obstante, los expertos apuntan que su sabor y valor nutritivo es más bien escaso. Se la conoce como poliporo azufrado mientras el ejemplar es joven, un momento durante el que además suelen desprender un aroma muy agradable. Cuando son más viejos o están ya pasados se les conoce con el sobrenombre de poliporo de leche cuajado porque tienen un olor similar. http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2013/09/25/setas-saltan-vista/884084.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario