Google+ Followers

jueves, 3 de octubre de 2013

ENTREVISTA:"El espíritu de Zipi y Zape está en todos los niños"

Fotograma de 'Zipi y Zape y el club de la canica'.
Óskar Santos lleva al cine las aventuras de los legendarios hermanos. La película, 'Zipi y Zape y el club de la canica', cine de aventuras en 3D, se estrena este viernesLas aventuras de Zipi y Zape (una creación de José Escobar) han inspirado a varias generaciones de españoles. Ahora, Óskar Santos recupera para el cine el espíritu rebelde y divertido de esta mítica pareja de hermanos en Zipi y Zape y el club de la canica. Raúl Rivas y Daniel Cerezo son los niños que ponen rostro a los personajes del tebeo en el filme, donde les acompañan Claudia Vega, Javier Gutiérrez y Álex  Angulo. El director Óskar Santos, que cambia completamente de tercio con este trabajo, mezcla aventura, amistad y humor con una reflexión "sobre la educación" en un intento de que la película "guste a los padres también".
¿Las historietas de Zipi y Zape tienen un significado especial para usted?
Con Mortadelo y Filemón eran mis favoritas. Es muy fácil, cuando eres niño, identificarte con ellos. El espíritu de Zipi y Zape está en todos los niños, en todos los chavales. Los niños son traviesos, quieren jugar y divertirse. Y ser niño es un sentimiento universal que corresponde a cualquier época.
En su película han decidido meter a la pareja en un internado, ¿qué le permitía a usted esto?
La película, aunque es de entretenimiento, también habla de cómo se entiende la educación. Es una película lúdica, pero no quiero que solo guste  a los niños, quiero que interese a los padres también.
Aventura, misterio, emoción, humor, ¿qué era más importante en el proyecto?
Una mezcla, compensar con un poco de todo eso, pero siempre dentro de una película de aventuras. Es la búsqueda de un tesoro, pero no quería que éste fuera nada material.
Hay mucha iconografía militar en la película, ¿cuál era la intención?
Me apetecía que ese colegio se pareciese a un campamento militar, pero todo desde el humor blanco, no es una alegoría política.
Se agradece que haya una niña y que sea la más lista y la más valiente. ¿Hay un intento educativo en ello?
Tenía muy claro desde el principio que debía haber un personaje femenino y que éste tenía que ser la bomba, el detonante de la historia. Al principio me dio miedo no saber construirlo bien, porque en el equipo éramos todo chicos, pero lo leyeron algunas mujeres y a todas les gustó.
El reto de la película era el reparto de los chicos...
Era el gran desafío, sin niños no había película. Estoy encantado con el trabajo de ‘mis' niños. Y a ellos les encanta la película y se llevan muy bien con el director...
Mucha gente se refiere a Harry Potter cuando habla de su película, ¿ha habido otras referencias?
Influencias ha habido muchas, además de los propios personajes. Para crear el contexto y llevar todo a un ambiente de gran aventura me inspiré en las películas de los ochenta, en los Goonies, ET... Y Los Simpson están ahí, Bart ha sido una influencia permanente. Y las películas de Pixar, las mejores películas familiares que se han hecho. También hay algo de la literatura de Verner y de Dickens y algunas películas carcelarias, como Cadena perpetua.
Su película anterior, El mal ajeno, no tenía nada que ver con ésta, que es un encargo. Si no hubiéramos estado en crisis ¿habría aceptado hacer una película infantil?
Nunca me planteé hacer una película infantil hasta que me lo propusieron, pero como director he de decir que no me gustan los géneros, me gustan las películas. Acababa de terminar Crematorioy estaba pensando por donde iría cuando me propusieron esto. Yo lo que quiero es trabajar y seguir haciendo películas.
Esta es una película en 3D, con muchos efectos visuales... ¿se ha notado en el rodaje la crisis?
Un poco. Éramos muy ambiciosos en el guion y el estar en estos tiempos de crisis tuvimos que amoldarnos. En otros tiempos hubiéramos rodado con el doble de presupuesto, hoy ha sido un lujo poder hacer la película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario