Google+ Followers

sábado, 5 de octubre de 2013

Menores transexuales

Lidia es posiblemente el caso más impactante del programa, dada la juventud de la niña que tiene nueve años. Nació en un cuerpo de niño, pero ella se sienta una chica y no entiende la diferencia. Con solo cuatro años lloraba porque no quería salir vestida de niño a la calle. Su madre ha logrado, con mucho esfuerzo, que pueda acudir al colegio vestida de niña y que tanto los profesores como sus compañeros la llamen Li. Ante Samanta reconoce que "ha sido un camino muy duro porque la niña es muy pequeña y hay muy poca información sobre el tema".
La madre ha accedido a hablar sin tapujos y públicamente para explicar esta situación. Presenta una relalidad difícil, dura y complicada; que provoca sufrimiento y que a veces la sociedad no es capaz de entender ni respetar. El programa cuenta, por tanto, con un testimonio exclusivo y las declaracdiones de una madre que ante la incomprensión y la desesperación a la que se enfrenta ha querido hacer público su testimonio.
Y es que la identidad sexual es algo con lo que se nace. Está demostrado que hay personas que nacen en un cuerpo que su cerebro no reconoce como propio. ¿Cuándo se construye la identidad sexual? ¿Cuándo nos damos cuenta? Para dar respuesta a estas preguntas 'Conexión Samanta' cuenta no solo con el testimonio de afectados, familiares y amigos; hace también un especial hincapié en la opinión experta de los profesionales que trabajan en este campo. Psicólogos, médicos y cirujanos responden a las preguntas de Samanta Villar e intentan dar sentido y contexto a un tema tan complicado.
Primera visita al cirujano de una joven de 18 años

Marta Yarelis es de Las Palmas de Gran canaria y acaba de cumplir dieciocho años. Es una niña pero nació en el cuerpo de un niño. Samanta Villar la acompaña a su primera visita con el cirujano que la puede operar.
La mayor ilusión de Marta es poder operarse para sentirse como una chica normal: "Nunca he estado con un chico porque hasta que no me opere no me siento cómoda con mi cuerpo", afirma. Samanta Villar conoce su experiencia y muestra de primera mano cómo se siente una niña en un cuerpo de niño. Juntas conocerán a Jeannette, una transexual de 50 años, auxiliar de enfermería, que le animará a seguir adelante y a ignorar el posible rechazo que pueda recibir de determinados sectores de la sociedad. "En mi época era mucho peor, a mí me han llegado a detener por escándalo público por ir vestida de mujer", reconoce Jeannette.
Finalmente, Marta recibirá una sorpresa de su madre por su cumpleaños, una cita con el cirujano que realizará su operación de cambio de sexo. Samanta vive con ellas este momento inolvidable en la vida de Marta y también en la de su madre.
Otra de las protagonistas del programa es Nahia. Esta joven de San Sebastián, tiene 16 años y hace dos que decidió dar el paso y salir a la calle vestida de chica. Está a punto de comenzar su proceso de hormonación y reconoce: "esto no es un capricho, es una necesidad".
Nahia recibe todo el apoyo de su familia y su entorno, sobre todo de su madre Idoia, quién afirma: "yo lo he tenido que asumir como una pérdida. He perdido a mi hijo Mikel para ganar a mi hija Nahia".
La periodista muestra de cerca las vivencias, los sentimientos y las expectativas de estas tres niñas que nacieron en un cuerpo de niño y de sus familiares, que viven con ellas su proceso de cambio de sexo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario